En este momento estás viendo 5 – ¿Cómo se cultivan las bellas y extravagantes orquídeas Cambria?

5 – ¿Cómo se cultivan las bellas y extravagantes orquídeas Cambria?

Orquídeas Cambria

Un poco de historia e información sobre su cultivo

Unos pocos tecnicismos…

Partiendo de la base de que se trata de híbridos (cruces) complejos entre varios géneros, debemos saber que en las reglas de nomenclatura para estas plantas, cuando se trata de un híbrido entre dos o tres géneros de orquídeas se construye un nombre combinando los nombres de los géneros involucrados en el cruce.

Por ejemplo: Brassocattleya (Brassavola + Cattleya), Miltonidium (Miltonia + Oncidium), Sophrolaelioclattleya (Sophronitis + Laelia + Cattleya), etc.

Asimismo, cuando se trata de 3 géneros involucrados existe la posibilidad de crear un nombre nuevo que tiene al final el sufijo -ara. Cuando se trata de 4 géneros esto es una obligación hacerlo. (Este nuevo nombre suele ser una combinación del nombre del cultivador con el sufijo -ara: Burrage + ara = Burrageara, Alice + ara = Aliceara)

Ejemplos: Vuylstekeara (Cochlioda + Odontoglossum + Miltonia), Colmanara (Miltonia + Odontoglossum + Oncidium), Potinara (Brassavola + Cattleya + Laelia + Sophronitis), Iwanagara (Brassavola + Cattleya + Diacrium + Laelia), etc.

¿De donde sale el nombre Cambria entonces?

Uno de los primeros híbridos en involucrar 3 géneros fue Vuylstekeara obtenido por el cultivador Charles Vuylsteke a principios del sigo XX.

Es bueno saber que de una misma combinación de géneros puede surgir un gran número de variaciones de acuerdo a las especies involucradas. También de cada variante puede haber varios cultivares.

Estos se seleccionan manteniendo solo los que son más interesantes tanto estéticamente como por su robustez, adaptabilidad y posibilidad comercial.

De entre los muchos cultivares del Vuylstekeara hay uno que ha sido muy premiado y que se ha convertido en uno de los más conocidos a nivel comercial, este es Vuylstekeara Cambria, siendo el cultivar más popular el llamado “Plush”.

Por lo tanto, el nombre completo de este híbrido sería Vuylstekeara Cambria “Plush”.

cambria
Vuylstekeara (Oncidopsis) Cambria “Plush”

El nombre Cambria se hizo muy popular y es ciertamente mucho más fácil de pronunciar que Vuylstekeara y muchos otros.

Esto hizo que con el tiempo, todos estos híbridos intergenéricos con flores similares provenientes de especies relacionadas con Oncidium/Odontoglossum fuesen denominados comercialmente de Cambria.

Esto es todavía vigente y por eso encontramos muchas orquídeas a la venta que son bastante diferentes entre si con este nombre comercial.

¿Cómo la cultivo?

Visto entonces el origen de esta denominación comercial, podemos notar que puede ser bastante imprecisa en lo que concierne a darnos una idea de los géneros involucrados en el híbrido.

Esta falta de precisión es muchas veces el origen del fracaso al intentar cultivar estas llamativas orquídeas ya que en las especies que dan lugar a estos híbridos las hay que tienen requerimientos de cultivo muy variados.

En general y en la mayoría de los casos, los géneros involucrados en estos híbridos llamados genéricamente Cambria suelen ser orquídeas que crecen en selvas tropicales de altitud (Odontoglosssum, Cochlioda, Miltoniopsis), este es un hábitat muy particular que se da en los Andes colombianos, con temperaturas que raramente pasan de los 25° C y que raramente bajan de los 17° C.

Es decir, un rango de temperatura muy limitado con diferencias mínimas entre el día y la noche.

A esto se suma que en estas selvas tropicales de altitud, la humedad relativa es realmente alta, el fenómeno llamado lluvia horizontal sucede cada día y también las precipitaciones son muy frecuentes.

Esto puede darnos una idea de que a estas orquídeas, adaptadas a ese clima tan particular, no les gusta ni el calor extremo ni la sequedad ambiental extrema.

El mayor desafío de cultivar las Cambria en regiones como Madrid en donde los veranos son muy cálidos, secos y largos es justamente el que las plantas no se estresen y no se deshidraten durante este período.

En zonas con veranos húmedos y frescos (como en Europa central) no habría este problema e incluso en estar regiones se las puede cultivar al aire libre, en semisombra entre junio y septiembre.

En general, durante el invierno, si las tenemos en una habitación con calefacción suave en la que la temperatura no pase de 22°C durante el día y que durante la noche baje hasta los 16°C y cerca de la ventana no habría ningún problema.

Colmanara (Oncostele) Masai Red

Otro requerimiento de estas (y muchas otras) orquídeas Cambria es la humedad relativa ambiente que debería estar constantemente sobre el 50% o 60% (pero sin olvidar el movimiento de aire).

Si observamos las hojas de la mayoría de las Cambria, podremos ver que son de textura fina y por lo tanto pueden deshidratarse rápidamente si están en un ambiente seco.

Para una o dos plantas en casa, un humidificador ultrasónico es una buena solución, nuevamente y en Madrid, al tener el agua poca cal disuelta, estos humidificadores hacen su trabajo perfectamente sin dejar huella en los muebles o plantas.

Por lo tanto, si disponemos de aire acondicionado en verano y les ponemos un humidificador que deje caer su niebla sobre las hojas sobre todo en verano, cualquier Cambria estaría feliz.

Existe otro aspecto que puede ayudar a que estas orquídeas se mantengan sanas y prosperen floreciendo cada año y es que las raíces, al ser extremadamente delgadas no tienen tampoco una gran capacidad de retención y en general se aconseja mantenerlas constantemente húmedas pero sin encharcar y a la vez, al tratarse de orquídeas epífitas, se debe mantener una buena circulación de aire en el sustrato.

Lógicamente, esto no parece muy fácil de conseguir y realmente si las cultivamos en un sustrato orgánico (como corteza fina o incluso musgo esfagno), al mantenerlo constantemente húmedo, deberemos cambiarlo al menos una vez al año ya que se deteriorará con facilidad compactándose, acidificándose y asfixiando a las raíces.

Un método que se ha probado exitoso con estas y muchas orquídeas es la llamada semi-hidroponia, en la cual se utiliza un tiesto sin desagüe al que se le hacen unos agujeros a los lados, a unos 5 cm. del fondo, para crear un reservorio de agua y luego se utiliza un sustrato inorgánico absorbente que para las Cambria debe ser de grano fino como puede ser el llamado Seramis.

Este sustrato fino permite a las raíces extenderse con facilidad y al retener bien la humedad las mantiene en un ambiente húmedo sin encharcamiento y con una buena circulación de aire entre las partículas.

Además este tipo de sustrato tiende a mantenerse fresco lo que ayuda en verano a mantener las raíces frescas.

Aliceara Alice

En cuanto a la iluminación estas orquídeas necesitan tener buena luz, brillante pero sin sol directo, las hojas deben permanecer de un verde medio sin amarillear.

Y en lo que se refiere al abonado, durante la época de actividad, que suele comenzar una vez ha terminado la floración con el crecimiento de nuevos brotes desde la base, es conveniente abonar con un abono para orquídeas regularmente.

En general regando tres veces con abono y una con agua para lavar cualquier retención de sales que pudiese haber sería perfecto.

Se puede utilizar también un abono equilibrado para plantas de interior pero en este caso se deber diluir la dosis indicada a ¼ de la misma, es decir si pone un tapón por litro, se debe poner ¼ de tapón por litro.

Señales de alarma

Como siempre, no hay mejor modo de entender a nuestras plantas que observándolas.

Si la planta pasa por períodos de riego y períodos de sequedad veremos que las hojas crecen como una armónica, es decir se van generando pliegues fruto del crecimiento interrumpido. Por eso es necesario mantenerlas constantemente húmedas pero sin encharcar. Esto es algo bastante común en las Cambria que viene de su ancestro Miltoniopsis.

Si vemos que los pseudobulbos (los engrosamientos del tallo de donde salen las hojas) se arrugan, esto indica también que hay falta de hidratación.

En ambos casos, esta falta de hidratación puede deberse a que la orquídea ha perdido todas sus raíces y no tiene como absorber el agua.

Generalmente esto es fruto de un sustrato compactado, demasiado viejo que ha asfixiado las raíces.

Afortunadamente, las Cambria pueden producir muchas nuevas raíces con cada crecimiento nuevo pero es de crucial importancia mantener siempre la salud de las raíces ya que una recuperación, si bien es posible, llevará a un retraso o estancamiento del crecimiento.

Mi Cambria no florece

Por lo general, compramos las orquídeas en flor y si las cuidamos adecuadamente son plantas muy generosas que reflorecen cada año con inflorescencias más vistosas y grandes.

En estas plantas en particular, las inflorescencias salen a los lados del pseudobulbo y pueden aparecer mientras éste se está desarrollando o cuando éste se ha desarrollado completamente, esto dependerá de las especies que conforman el híbrido.

Por lo general las Cambria suelen florecer en primavera, esto puede ser entre febrero y mayo más o menos.

Estas orquídeas no suelen presentar problemas para reflorecer pero en general se recomienda un período en el que haya una diferencia de temperatura de unos 5°C entre el día y la noche, esto tiene que suceder en otoño/invierno y normalmente es lo que sucede en cualquier apartamento.

Conclusión

Esperamos que con este pequeño artículo se hayan aclarado algunas de las dudas y se hayan despertado algunas ideas sobre el cultivo de estas bellas flores, que además muchas de ellas tienen el bonus de ser perfumadas.

Si les damos las condiciones que las hacen prosperar, pueden durar muchos años.

NOTA: con la reciente reclasificación del género Oncidium, muchas de las orquídeas mencionadas en este artículo pasaron a integrarse en el mismo, tal es el caso de Cochlioda y de muchos Odontoglossum que son ahora Oncidium. Esto hace que nombres como Vuylstekeara, al estar formado ahora por solo dos géneros pase a ser Oncidopsis.

Si estás interesada/o en saber más sobre semihidroponia, en un futuro cercano haremos un pequeño taller presencial en el que trasplantaremos una orquídea a esta forma de cultivo.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Contáctanos

Síguenos en Instagram